29 de julio de 2021
Logo autoPneu

DIARIO POR LA MOVILIDAD SEGURA Y SOSTENIBLE, Y EL MANTENIMIENTO RESPONSABLE DEL VEHÍCULO

BestDrive
Nexen Porsche

Vísteme despacio que tengo prisa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
visteme despacio taller
Vísteme despacio que tengo prisa, es el último blog de Salvio Serra

Vísteme despacio que tengo prisa es el nuevo post de Salvi Serra sobre las urgencias de los clientes ante los desplazamientos vacacionales, y las necesidades de los talleres por conseguir sus objetivos

Un gran cocinero dijo una vez que un poco de hambre mejora mucho cualquier guiso…los talleres tienen mucha hambre atrasada tras unos tiempos difíciles que han amenazado la supervivencia de numerosas empresas y autónomos, por lo que el aumento de actividad propio de la estación es recibido como agua de mayo.

A algunos les permitirá sobrevivir, a otros les servirá para recuperar resultados y estructura, pero en muchos casos provocará una sensación de sobrecarga de trabajo, y tendremos muchos clientes pidiendo (y a veces exigiendo) ser atendidos de inmediato, con lo que nuestro planing de trabajo, citas previas, y trabajos concertados se verán afectados.

Y aquí es donde aconsejo seguir el viejo dicho de “vísteme despacio que tengo prisa”.

He podido ver estos días a las 7,45 de la mañana nueve coches esperando a entrar en un taller, de los cuales sólo cuatro tenían cita previa, y si el taller no mantenía la calma, seguía rigurosamente los protocolos de recepción y procuraba “ir despacio”, se convertía en un descontrol que ocasionaba algo muy peligroso: no se tenían en cuenta las reglas de atención al cliente (lo que podía influir en la satisfacción de los mismos, y por lo tanto en su fidelidad al taller) y al saltarse los pasos de recepción (escuchar, preguntar, acordar con el cliente) se reducía la posibilidad de venta cruzada , el aprovechamiento de las oportunidades de venta, y por lo tanto, los resultados a conseguir.

Así pues, no debemos dejarnos influenciar por la presión de los clientes estacionales, ni por la sensación de que tenemos demasiado trabajo (realmente nunca es suficiente, solo es que nos falta organizarlo) y con buen entrenamiento (entrena duro para pelear fácil cuando llegue el momento) y una correcta atención al cliente que permita explicar la situación y crear un poco de orden en el trabajo, aprovecharemos de verdad este verano tan esperado por todos.

Por eso lo de vísteme despacio (hacer las cosas bien) que tengo prisa (por conseguir mis objetivos).

Buen verano a todos y nos vemos en septiembre donde hablaremos de otro tema controvertido, ¿Profesionales o Amateurs?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Suscríbete al Magazine electrónico
Ya son más de 36.000 suscriptores al newsletter semanal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptarlas en el botón «Aceptar», configurarlas o rechazarlas. Consulte la Política de cookies.    Más información
Privacidad