autopneu
 

Pirelli recupera el Cinturato CN54 para calzar al mítico Fiat 500

Cinturato

Este histórico neumático se ha dstinado al Fiat 500 que simboliza como ningún otro vehículo la movilidad de masas

Pirelli ha recreado el Cinturato CN54 para el icónico Fiat 500, un icono de la movilidad a motor en Italia y buena parte de Europa. Esta nueva cubierta pasa a integrarse en Pirelli Collezione, gama de neumáticos para automóviles fabricados entre los años 1950 y 1980, y que combina un aspecto clásico con tecnología moderna, sin renunciar al comportamiento y las características del producto original.

Una cubierta de alta tecnología

Pirelli ofrece el Cinturato CN54 en medida 125 R 12 para todas las versiones del Fiat 500 en producción desde el año 1957. Este neumático, lanzado en 1972, es de construcción radial y cuenta con un dibujo y un flanco de diseño muy similar al original del modelo, pero que incorpora tecnología moderna. La gama Pirelli Collezione utiliza compuestos actuales para aumentar el agarre y mejorar el comportamiento sobre superficies mojadas, asegurando con ello unos altos estándares de fiabilidad y seguridad sin comprometer el estilo original.

Los neumáticos Pirelli Collezione utilizan compuestos modernos para incrementar el agarre y mejorar la respuesta sobre asfalto mojado, garantizando una fiabilidad y los más elevados estándares de seguridad sin comprometer el diseño y el carácter del producto original. A lo largo del programa de investigación y desarrollo, los ingenieros de Pirelli se basan en los mismos parámetros utilizados por el equipo de diseño del vehículo, a fin de complementar las configuraciones de chasis y suspensión de cuando el modelo se preparaba para llegar al mercado. En este sentido, han sido muy útiles los documentos y diseños originales archivados por la Fundación Pirelli en su sede de Milán.

Protagonista de la historia del Fiat 500 desde el principio

El Fiat 500 fue presentado en 1957 con las siguientes credenciales: 2,95 metros de longitud, mecánica de 479 c.c. y 13 CV de potencia, y una velocidad punta de 85 km/h. Calzaba unos neumáticos de medida convencional por entonces (125 12), que le permitía optar por diferentes opciones: Cisa, los reputados Stelvio y los Rolle, también disponibles para su hermano mayor, el Fiat 600. La gama del 500 creció con la llegada de la versión D, presentada en 1960. Esta opción sería la primera en adoptar el Pirelli Sempione, dotado de ‘hombros seguros’, unos flancos más redondeados que mejoraban la respuesta en curva. En 1965 se presentaría el 500 F, seguido del L en 1968, ambos calzados con gomas Pirelli de 12 pulgadas. La familia Cinturato ya era lo suficientemente amplia cuando el Fiat 500 R vio la luz en 1972, por lo que la banda de rodadura CN54 se unió a las opciones de la P lunga en medida 125 R 12. Esta es, precisamente, la cubierta que ha recuperado Pirelli para los propietarios de este icono del automóvil. El CN54, en su tiempo, derivaba de la experiencia de la marca en el mundo de los rallies. Utilizaba, por ejemplo, el mismo dibujo que el reputado CA67 –el que hizo a Cinturato famoso en todo el mundo por su estructura con cinturas que aumentaban tanto el confort como la vida útil del neumático.

Pirelli Collezione, historia en la carretera

La gama Pirelli Collezione busca contribuir, desde la perspectiva del neumático, a preservar la historia del automóvil y cumplir un doble propósito en sus productos: mantener la fidelidad del aspecto y la sensación al volante de las versiones originales, al tiempo que se mejora en seguridad y eficiencia gracias al uso de tecnología y procesos de producción modernos. La gama incluye los siguientes productos: el legendario Stella Bianca, presentado mundialmente en 1927, el Stelvio (recuperado en 2018 para suministrar en exclusiva al Ferrari 250 GTO, el coche más caro del mundo), el CA67 (1955), el CN72 (1964), el CN36 (1968), el CN12 (1968), el Cinturato P7 (1974), el P5 (1977), el P Zero (1984) y el P700-Z (1988).

Durante los procesos de desarrollo de estos neumáticos, los ingenieros de Pirelli se han basado en los mismos parámetros de los vehículos que utilizaron los diseñadores en su época, pero sacando el máximo partido a todo el know-how y la experiencia a nivel de materiales y procesos de producción adquiridos en tiempos más recientes. El resultado es un compendio de prestaciones, estilo y autenticidad. Las imágenes, planos y otros materiales suministrados por la Fundación Pirelli han sido una parte esencial del proceso. Los archivos de la entidad conservan todo tipo de documentos sobre diseño, desarrollo y producción de cada neumático Pirelli a lo largo de los años, incluyendo certificados de homologación, diseño de los moldes, estudios de dibujos de la banda de rodadura y resultados de las pruebas en laboratorio, carretera o circuito, además de listados de precios y catálogos.

Pirelli Cinturato: seguridad y tecnología desde los años 50

Hace setenta años, los ingenieros de Pirelli pusieron a prueba el primer prototipo de un neumático innovador que acabaría dando vida a una familia completa de productos. Aunque todavía no se llamaba Cinturato, su banda de rodadura escondía una auténtica revolución para la industria. Durante la historia del neumáticos se han producido muy pocos cambios radicales, pero, sin duda, uno de los más importantes ha sido la introducción de la construcción radial, que Pirelli desarrolló utilizando refuerzos textiles y metálicos. El “fabuloso nuevo neumático con cinturón de seguridad incorporado” –descripción literal obra del departamento de marketing de Pirelli de la época– equiparía a los automóviles más importantes de su era. La cubierta ‘367’ fue la elección de fabricantes como Lancia, y su evolución, ya bajo la denominación Cinturato, llegaría a los coches más deseados del planeta. Pirelli inventaba el concepto del neumático deportivo para carretera con la presentación de los Cinturato CA67, CN72 y CN73 –encargados de proporcionar el máximo agarre para los superdeportivos del momento, como los Ferrari 250 GT y 400 Superamerica, los Lamborghini 400GT y Miura, y los Maserati 4000 y 5000.

A mediados de los setenta llegaría la segunda gran revolución de la familia Cinturato. Se trataba del Cinturato P7, y había sido concebido para competir en rallies en general y para el Lancia Stratos en particular. Esta cubierta incorporaba innovaciones nunca antes vistas, como la cintura cero grados de nailon, y, por encima de todo, un perfil ultrabajo. Su aterrizaje en los modelos de calle se produciría junto a modelos como el Porsche 911 Carrera Turbo, el Lamborghini Countach o el De Tomaso Pantera. El P6 sería su heredero, un producto menos deportivo pero con un abanico mayor de aplicaciones potenciales. Acto seguido llegaría el P5, creado específicamente para Jaguar, fabricabte que había pedido a Pirelli una goma lo más silenciosa posible y que pusiese el acento en el confort de marcha. En los ochenta se desvelarían el P600 y el P700, sucesores del P6 y el P7, respectivamente. Entre sus principales características figuraban notables mejoras relacionadas con la seguridad, en particular sobre suelo mojado y en comportamiento en curva. Llegados los años noventa debutarían el P6000 y el P7000, que llevaban las citadas mejoras un paso más allá. Algunos años antes, los ingenieros de Pirelli habían cocido otra revolución técnica, desvelada en primicia en el brutal Lancia S4 de rallies. Tamaña bestia precisaba de unas cubiertas a medida capaces de lidiar con la elevada potencia de su motor, un trabajo que acabó por dar lugar a P Zero. Pero este capítulo merece una historia completa al margen…

El Cinturato P7 retornó al mercado en 2009, focalizando su propuesta en la reducción del consumo de combustible y emisiones contaminantes, el uso de materiales ecológicos y las mejoras en manejabilidad y frenada. La familia Cinturato creció con la incorporación de versiones de invierno (Winter) y todo tiempo (All Season), que acumulan a día de hoy más de 400 homologaciones. De ahí se deduce la predilección de los fabricantes de automóviles hacia el Cinturato P7, gracias también a su capacidad de responder a las últimas tendencias en el sector de la automoción. Y es que este producto ha evolucionado de forma acompasada con las últimas novedades incorporadas en los vehículos más recientes: electrónicas sofisticadas, sistemas de asistencia a la conducción y motorizaciones híbridas o eléctricas. Hoy en día, el Cinturato P7 sigue construyendo su propia leyenda y, en su última versión, desvelada este mismo año, acumula ya 60 homologaciones. Pero por encima de todo, evidencia dos principios esenciales que han marcado su desarrollo desde los años cincuenta a la actualidad: seguridad y eficiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Continental por la competitividad segura en el Tour de Francia

Lun Ago 31 , 2020
Seis equipos utilizan Continental, además de equipar con sus neumáticos PremiumContact 6 a los vehículos oficiales del Tour de Francia Tras ser pospuesta por motivo de la crisis del Covid-19, este sábado arranca la edición 107 del Tour de Francia, que durante 3.470 kilómetros y 21 etapas recorrerá algunos de […]
Tour
logo autopneu
autopneu
A %d blogueros les gusta esto: